Análisis de redes sociales para la prevención del fraude online: el nuevo reto fintech

Cada vez estamos más interconectados, podemos acceder a productos y servicios con más facilidad y realizar muchas tareas desde el móvil y en solo unos segundos. No hay duda de que la tecnología ha facilitado el día a día de muchísimas personas. Pero la preocupación por la seguridad también se ha incrementado, de forma casi directamente proporcional al crecimiento de las cifras de fraude online.

Si nos centramos únicamente en el sector fintech, las nuevas tecnologías financieras son las que más se han beneficiado de los avances en seguridad online: no solo reducen las pérdidas millonarias que sufre cada año el sector bancario, sino que proporcionan a sus clientes la seguridad y confianza necesarias para seguir operando por ese canal.

Por ello, el sector financiero utiliza cada vez más cualquier avance tecnológico a su alcance para prevenir y detectar el fraude de identidad digital. Uno de los que están cogiendo más fuerza para el 2017 es el análisis de redes sociales para detectar, entre otros, el robo y la suplantación de identidad.

A pesar de todavía hay personas y empresas que perciben las redes sociales como orientadas al ocio y superficiales, hace ya un tiempo que se ha descubierto su potencial para compilar información y realizar un análisis predictivo de la identidad digital de la persona. A esto le tenemos que sumar el hecho de que los propios avances tecnológicos permiten aprovechar cada vez de forma más eficiente la información disponible en la red.

El SNA (Social Network Analysis) permite detectar, por ejemplo, conexiones fraudulentas, patrones de datos no fiables o actividades irregulares. Las aplicaciones más recientes permiten también detectar el grado de confianza del usuario, es decir, qué probabilidades tiene de devolver un préstamo, o si la persona es realmente quien dice ser, a partir de una aproximación holística a sus datos en la red.

De forma muy simplificada, las nuevas soluciones de verificación online de la identidad incorporan un proceso de validación del email que proporciona la persona para el proceso de onboarding o la operación. A partir de este email, se rastrea la información en social media asociada, y se suman evidencias mediante un algoritmo para proporcionar una validación más fiable, e incluso un scoring de fraude.

Esta nueva funcionalidad, junto a las que ya están implementadas, como la comprobación de medidas de seguridad del documento, la prueba de vida o liveness, o el reconocimiento facial por biometría, dificultan cada vez más a los estafadores suplantar la identidad de las personas, y garantizan unos niveles de seguridad que benefician tanto a empresas como a usuarios.

El SNA aplicado a soluciones de verificación de la identidad será una de las novedades del Finovate 2017, que este año tiene lugar en Londres. Este evento, donde se presentan las últimas tecnologías aplicadas al sector fintech, es el lugar de referencia para conocer las tendencias que marcarán el 2017.